Mejor raritos que perfectos.

“Rebeldes jóvenes y bellos”

Se supone que tendría que saber y tenerla clarísima a la hora de transmitir una idea, pero no siempre es así. De hecho pocas veces sucede tal vez por esa cotidianidad, esa monotonía que nos acostumbra y adoctrina la vida, esa que me gusta ver y cuestionar, esa que nos moldea, la misma que nos hace amar al opresor descaradamente a tal punto que terminamos desentendiendo los intereses e ideales de otros sobre los míos, sobre mi bienestar.  A mí me gusta cuestionar, sin gritar que choquen contras en oídos atentos, palabritas pesadas que dejan boquiabierto a cualquiera que se permita darle un chance. Pero no tardan en llegar…muy agiles y fáciles, esas mismas palabras de siempre: “Bien podría irme como tanto repiten”… una y otra vez la respuesta amenazante retumba entre las paredes y esta vez de unos dulces labios féminos que no encuentran otro modelo de ejercer el poder, que el de oprimir a quienes necesitan el empleo.

Pero cuanto de nosotros perdemos por encajar en convencionalismos modernos del empleo, de cumplir, de vestirse de determinada manera para obtener credibilidad, para buscar un reconcomiendo me visto, pienso, actuó lo mismo que el otro porque deseo  exactamente lo que tiene ese otro. ¿Por qué no nos permitimos construir nuestros propios márgenes? Porque no creen en nuestra capacidad sin la estúpida obligación de fijarse en cómo vas vestido para decir ¿quién eres? Esquiva sabiduría…

“ni que todo tuviera que ser fuera de serie impecables, maquillados, todos guapos y afinados … NI qué todo tuviera que ser gourmet … es muy mío lo que vengo a ofrecer”.

Cuantos ladrones, criminales, asesinos reposan en mansiones llenas de lujo, sujetos que no generan sospecha porque les sobra el dinero, pero a quien le falta, quien no busca figurar con marcas, etiquetas, lo tachan de peligroso, juicios corren por todas partes. Nos convertimos en uno de ellos, yo no quiero ser uno de ellos. Los odio pero les invito a saber que pueden cambiarse de bando, que muchos podemos hacer más.

Pero defienden una unión, proclaman un discurso de inclusión y su margen chato no cambia limitando el acceso a ello. Donde un aspecto no certifica habilidades, conocimiento o una visión crítica que te desbarate la vida en 3 palabras. Todos se buscan identificar con marcas, modas burguesas y tienen que dejar su sueldo y pedir prestado para vestir como “gente de bien” esa misma gente que roba en el congreso, destroza el medio ambiente y sexualiza la mente de los individuos, pero eso si es aceptable y permitirle y digno de reproducir, pensar no está permitido, pero cuestionarles el circo si merece el reproche y subvaloración de quien cuestiona frente a los demás sumisos borregos dormidos.

Te vigilan descaradamente y no dices nada, te juzgan por tu clase, por tu raza, por tu esencia, por ser pobre y orgulloso.

Te vigilan descaradamente y no dices nada, te juzgan por tu clase, por tu raza, por tu esencia, por ser pobre y orgulloso. Debemos ser fieles a nuestros ideales será lo único que quede de nosotros, los actos, las decisiones, las ideas, las palabras. Si nos vendemos tan fácil no será suficiente la recompensa.

“Deja de ser el reflejo del otro,

Construye un mundo propio

Mírate a ti mismx a través de un nuevo prisma

Defiende lo tuyo, a cada uno lo suyo”.

fotos: www.pinterest.es

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s