Tomemos la palabra, marquemos líneas de huida.

“La palabra no es inocua, la palabra son actos políticos, la palabra viene de la calle: es un eco construido en sociedad. Las palabras gobiernan el pensamiento: traemos a palabras antiguas y las vamos moviendo para conseguir derechos no favores, derechos no asistencialismos, derechos y no pecados”. Y ahí estabas tú insistiendo día a día, borrando y reescribiendo, intentando tocar la creatividad, buscando una disciplina que permita trascender lejos de lo superfluo a la profundidad de ser. Para preguntar: qué quiero ser y cómo llegar a ser? Sobre todo el cómo, se nos permite – no ser? – . Es esto lo que me hace llorar, cómo mostrar ese mundo que nadie ha querido contar en su complejidad con dignidad,aquel que ha permanecido en resistencia gracias a la palabra que enamora y emociona.

Tu siempre valiente y sincera nombrando de frente la realidad con una visión crítica pero lejana de lo masivo. Acaso no nos rige la palabra con sus leyes? Esos derechos enumerados que todos los días son sobrevalorados frente a su verdadero alcance. Palabras bellas que se pudren al anochecer requieren de sus hermanas ácidas que corroen la mentira y permiten ver algunos rayos de la luz que emite aquel faro inalcanzable, delimitado y reservado a unos pocos burgueses que no les importa más que su yo capital y no tomar la palabra como una acción transgresora- política que cuente a los inesperados, a los marginados, aquellos silenciados a fusil por corbatas lejos de la batalla.

Comprometerse con la idea del buen vivir, un buen vivir para todas y todos, para esos sujetos inesperados. Ser ese mensaje para auxiliar, cuando no se encuentra salida, ser ese mensaje para auxiliar y comprender la resistencia. No hay amor si me obliga a decir y hacer cosas que no quiero, no hay amor cuando se pactan citas para hacerlo. No hay amor si las palabras ignoran la realidad actual y prefieren disfrazar y entretener, sexualizar antes que educar, consumir antes que amar, gritar antes que escuchar. Lastimar después de leerme y esperar que no cuestione. Castigar por cuestionar el poder del macho capital. SU SILENCIO no se hace esperar. Yo quiero cuestionar y poder crear un párrafo de lo que me ha pasado con mi nuevo jefe o por qué espero el siguiente pago para hacer eso que deseo porque con este no alcanzó. Vivimos al límite y la palabra nos permite reflexionar desde el yo para poder transformar el conjunto.

El buen vivir debe alcanzar esa vida cotidiana donde no llegan los derechos, donde se entrelazan las relaciones de poder y el dinero, omitiendo al que no le compré, aquel que no sea sumiso ante un hombre o una mujer con dinero; en el trabajo al no poder decir lo que piensa realmente frente al ser, somos solo máquinas procesadoras de ideas o acciones mecánicas a servicio de un burgués, aquel opresor que no reconoce un ápice de humanidad en sus súbditos. En el transporte público, en la vida cotidiana, en la familia, en el amor, cómo nos creemos dueños de la verdad y no somos dueños de nada. Solo puedo ser dueño de mis pensamientos e ideas y solo de mi depende si su valor es capital o senti-pensante.

De lo único que podemos ser dueños es de nuestras reflexiones, palabras, acciones, del tiempo compartido, las risas y miradas de complicidad, de esta infinita tristeza, de este mal sabor a abstinencia, eso que solo tú sabes y que enmarca un camino a la resistencia. Busca liberarnos de nuestra cárcel con palabras propias apiladas, acomodadas estratégicamente que nos salven y nos sanen.

Esta condición femenina no puede estar limitada por la mirada masculina, la mujer en la escritura es nómada al no querer reconocerse en otros sobre ellas, buscan extraviarse en un paisaje sin fronteras”.Casi todas las mujeres han escrito para liberarse de la vida y para trazar líneas de huida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s