Matices

A 10 días del 2018 el debate feminista no se hace esperar, este tema rompe las templadas líneas de los titulares en Colombia. Se debe a la noticia que se refiere una publicación sobre una carta firmada por varios artistas europeos, en apoyo al movimiento que se desarrolló en Hollywood tras el #metoo en apoyo a los directores y productores denunciados que abanderaron este hashtag.

Refiriéndose a que es un tema que se maneja desde el puritanismo y que un piropo o un empujón no es agresión o produce violencia en una mujer, aseguran que es llevar el debate a la extremo radical en dónde el hombre es culpable y crea dos escenarios: el primero que el hombre es el culpable y un enemigo, continuando el estereotipo cuando es complemento y logra el equilibrio energético en las relaciones interpersonales, y segundo que la mujer es indefensa y débil, asegurando que extiende el maltrato y la imagen inferior intelectual y autosificiente de la mujer.

“El feminismo se ha convertido en un estalinismo  con todo su arsenal: acusación, ostracismo, condena.” Semanario: Marianne.

” No creo que la sea la forma más adecuada de cambiar las cosas. Después qué vendrá?” Refiriéndose al “metoo” como términos que no solucionan nada si no extienden el sexismo diferenciador.

Élisabeth Lévy periodista, ensayista, directora de redacción de la revista “Causeur” de París, en entrevista radial en Colombia se refirio al tema como frivolo apoyando que no genera ningún resultado positivo y respecto a los procesos judiciales los cateogirza de exagerados y puritanos.

Con una rápida intervención Florence Thomas participó  del debate, y quiero iniciar refiriéndome a un acto en defensa a su identidad y su trabajo, ya que ella se quiso referir al tema del feminismo en español, siendo su contra parte también francesa, ya que la mayor parte de su trabajo lo realizó en español siendo profesora, escritora,  activista y columnista del periódico El tiempo.  Primero se refirió a la importancia de este tipo de debates y segundo dijo que el contexto es fundamental ya que es importante saber que es  reconocido como masculino o femenino según la geolocalización y cultura. es decir no es lo mismo París que Colombia.

Ambas se refirieron a los matices aclarandi que no todo es machismo ni feminismo, que no podemos resignarnos a vivir con estas desigualdades, que se debe velar por la equidad y el respecto a la vida digna. Sin embargo hay muchos matices o “zonas grises” en este tema, evidentemente,que buscan hacer sentir a la mujer culpable por exigir respeto y autonomía a la mirada masculina.

La sensación que a mí me surge es que el tema no es tomado con la seriedad suficiente, ya que la violencia de género era o más bien es, asumida como normal. No digo que sean exageraciones, pues existe una metodología  que muestra como se identifican y tipifican las violencias específicamente según la clase,  el sexo, la raza y el género, que es precisamente  la función del enfoque de género, que arroja que una mujer siente miedo cuando está sola en la calle y más en horas de la noche. Así pueda ella salir y vestirse como desee, como corresponde a su derecho de libre locomoción, o el libre desarrollo de la personalidad entre otros.  sin necesidad de la protección masculina aunque si experimenta  el temor a las agresiones masculinas.

Este miedo continúa gracias a la cultura machista difícil de romper, viéndolo desde un punto más cercano y cotidiano, si es un hombre el que tuviera que enfrentar estos escenarios de inseguridad la situación sería muy diferente. Me parece más bien que existe el miedo y el estereotipo hacia el pensamiento feminista extremo dónde todo lo masculino es malo, aclaro que no es así, este enfoque buscar  hacer denuncias y resaltar la realidad que existe de la violencia de género como: física psicológica, económica y hasta moral, que hace que sea necesario estar alertas, no odiar y continuar el estigma machista, si no crear nuevas rutas de comunicación que dignifiquen y equilibren el poder económico, individual, social, político, moral, ético entre hombres, mujeres y las diversas identidades.

Sin embargo no es más que mi opinión, pues el debate continua y sumando a este relato, me parece pertinente agregar los comentarios de dos oyentes mujeres, que creo serían fundamentales para cerrar la idea. Una señora llamo y dijo que fue víctima de violencia física por su ex pareja con la que convivió 25 años, y tras hacer la denuncia y esperar casi 6 meses, la respuesta fue que debía instaurar la denuncia por agresiones personales, ya que la persona qué la  agredió no convive con ella en este momento. Es decir no comparten más pero el victmario sabe  sabe dónde vive, la persigue, hostiga, maltrata y continua golpeado, no sé si la Fiscalia conoce el ya mencionado enfoque de género?. Y quisiera preguntarle que dice frente a la cifra de Medicina Legal de 51.182 denuncias de agresión a mujeres por parte de sus parejas o ex parejas en 2017.

Por último la siguiente opinión fue: “Yo soy quien la vive” frente a la violencia de género.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s