La crónica, el periodismo narrativo y la resistencia a la normalidad.

Eran las 4 de la tarde de un martes, estaba nublado y me encontraba esperando transmilenio en la estación Perdomo al sur de la ciudad. En ese trayecto normalmente tardo alrededor de 45 minutos en llegar a la estación San Victorino en la carrera 10 con calle 11, en el centro de Bogotá.Esperaba llegar a tiempo sin embargo la gente se amontonó y el bus no llegaba…

Ya dentro del bus, iba de pie a un costado de las sillas rojas del biarticulado. Una mujer morena con acento costeño ofrecía chocolates importados a mil pesos (1.000) la unidad. Esto es normal en el transporte público bogotano. Ya que ésta es la única forma de empleo que muchas personas del interior del país encuentran en la capital, esa misma que es más fría y dura para unos, que para otros.

Son las 4:20 minutos y aún estaba en el bus. A mi lado iba una abuela de cabellera plateada, se mostraba desesperada mientras su joven nieto repitía una y otra vez la hora. -Son las 4:23 abuela, repetía sin cansarse. Mientras tanto un hombre preguntaba al viento si alguien podía cederle el puesto a una mujer embarazada… el silencio fue inminente, no hubo llamadas o quejidos, solo la alarma de la puerta al abrirse, bip, bip, bip, bip.

Salgo de la estación a las 4: 35. Subo, atravieso la plaza de Bolivar y sigo hacia la biblioteca. Y veo como las calles empedradas, los faroles metálicos de lámpara de burbuja y los techos de barro tienen ese encanto transportador a otra época. Dentro de la biblioteca me dirigí al auditorio de eventos y me encontre con una gran fila. Esperaba poder alcanzar a entrar. A las 4:56 Ingrese a un auditorio lleno de sillas rojas, sobre cada una habia un periódico que titula “ Lo mejor de la literatura en tus manos” de la edición del Hay festival Bogotá 39 de este año,-donde están los escritores más prometedores de América latina, menores de 40 años.

Ellos son: Frank Báez(República Dominicana), Natalia Borges Polesso (Brasil), Giuseppe Caputo (Colombia) Juan Cardenas (Colombia), Mauro Javier Cárdenas (Ecuador), María José Caro(Perú),Martín Felipe Castaneg ( Argentina),Liliana Colanzi ( Bolivia), Juan Esteban Constaín ( Colombia), Lola Copacabana (Argentina), Gonzalo Eltesh ( Chile), Diego Erlan ( Argentina), Daniel Ferreira (Colombia), Carlos Fonseca (Costa Rica), Damián González Bertolino ( Uruguay), Sergio Gutiérrez Nerón (Puerto Rico), Gabriela Jáuregui ( México), Laila Jufresua (México), Mauro Libertella (Argentina), Brenda Lozano (México), Valeria Luiselli ( México), Alan Mills ( Guatemala) Emiliano Mongue (México), Mónica Ojeda (Ecuador), Eduardo Plaza Ávila (Chile),Eduardo Rabasa (México), Felipe Restrepo Pombo (Colombia),Juan Manuel Robles (Perú), Cristian Romero (Colombia), Juan Pablo Roncone (Chile), Daniel Saldaña (México), Samanta Schweblin (Argentina), Jesús Miguel Soto ( Venezuela), Luciana Sousa (Argentina), Mariana Torres (Brasil),Valentín Trujillo (Uruguay), Claudia Ulloa Donoso (Perú), Daniel Suñiga (Chile) y Carlos Manuel Álvarez (Cuba).

La apertura a la conversación la hizo el señor Germán Rey, refiriéndose a los 39 jóvenes escritores menores de 40. Los latinoamericanos Carlos (Cuba) y Felipe (Colombia) los presenta como periodistas, escritores, cronistas, directores de medios ( de las revistas El estornudo y Gatopardo-Malpensante) representantes de esta generación.

La crónica es una de las cosas que une a estos dos periodistas, además de México como hogar común; Felipe lleva 11 años y Carlos un par de años. Carlos es descrito como bebedor de absenta, comedor de pizza de 5 pesos y repetidor de esta frase: “La hora de la sangre ha de llegar o yo no creo en nada”.

Se detienen en la definición de El tiempo como instantes, mientras Germán Rey ve un absurdo en preguntar sobre el futuro. Germán le pregunta entonces sobre Cuba, y sus definiciones puntuales, como la de pueblo Georgie y la de ese lugar hermoso que vamos siendo. Sin lugar a dudas se refiere a su relación contradictoria entre las filias y fobias que siente hacia su país. Dice que el motor es la rabia y la compasión o comprensión a sus semejantes, este es motor que lo empuja a escribir; Al decir que “nos hacen creer de la rutina algo epico”. Intenta explicar que se nos hicieron creer que se vivía cuando en realidad no era así. Dice que la utopías muertas, revividas para mantener el poder, pueden ser momentos históricos y la verdadera faz queda descubierta a los ojos del mundo. Esto hace entender que el vender cosas que no son trascendentales, nos hace llegar al final del cauce, sin un pueblo, sin armas para valerse y entender la realidad, la misma que nos deja en una angustia permanente. Dice que el futuro está en construir la estética a la pregunta y no a la respuesta. En su libro La Tribu, se evidencia un acercamiento y aproximación de Cuba desde los extremos. Mirar al frente mirando a los lados. “Mirar de frente al ángel de la historia y verlo a través de diversos temas”.

-Esa mirada central, de un ejercicio contra el poder, trastocar o subvertir el concepto manoseado de historia. Y darle voz a esos personajes que no la tienen. Ver la periferia es ver el centro-.

Se refiere al lenguaje de los sucesos, al preguntarle sobre la página 178, de su libro La Tribu, dónde hace cronologías sugerentes de los momentos históricos de Cuba. Y se refiere a ese hombre nuevo que surge tras el estereotipo del migrante latino en USA y la relación renovada que se inició hace un año con la visita de Obama a la Isla. Este hombre nuevo, Cubano/Gringo, este nuevo hombre ciudadano del mundo. Dice que Trump es la caricatura de sí mismo encerrado en un globo de texto, en una columna de opinión publicada después de un discurso Florida frente a los cubanos que allí viven; Dónde arremetió contra ellos y su presencia cubana en Miami, expone como este jefe de Estado ignora el peso político que a nadie le importa, por su escasa amplitud sin embargo no carente de decisión en la Casa Blanca y las consecuencias de esta actitud de desprecio hacia los latinos, como la retención y deportación de miles. Por último se refiere a la normalización de las relaciones entre ambos países, ya que este es el destino histórico que llegará, siendo Trump un capítulo de la historia contemporánea, afirmó Carlos.

Felipe Restrepo Pombo es el director de las revistas Gatopardo y el Malpensante, ejemplos de periodismo narrativo en el continente, es escritor de la novela Formas de evasión. En dónde es evidente la presencia de un país. Esa Colombia en guerra, en el exilio, de la tortura y de los atropellos de la seguridad.

Estos periodistas encauzan un rescate sociológico de la realidad en textos de no ficción, donde los propios reporteros son protagonistas, son cronistas hispanohablantes. “Lo que pocos saben es que Víctor Umañana disfrutaba de vez en cuando desaparecer”. Fragmento de la novela de Felipe, se refiere a la construcción de personajes de la colombianidad, del Paramilitarismo, personajes que hablan de la historia contemporánea que construyó la realidad actual.

La relación entre Carlos y Felipe es de tiempo atrás, ya que Felipe es editor de Carlos y además ambos son sobrevivientes del terremoto de México. Ambos comparten que así no esten cercanos a sus países de origen, es imposible no tener sentimientos contradictorios y preguntas constantes, sobre la situación tan compleja y compartida de los países latinoamericanos construida por carencias y corrupción.

Felipe Restrepo realizó el Perfil de Antanas Mockus cuando realizó campaña presidencial, de Ingrid Betancourt y del Presidente Juan Manuel santos durante el proceso de paz.

Explica y describe esa pulsión de querer ser otro,– “Detesto mi cotidianidad y suelo ser otro, a través de la escritura”. Describe un personaje que cortaba con sus pasados e iniciaba de vez en cuando una nueva vida. Apesar de eso siempre cargaba esa historia de quién ha sido y eso acaba su noción de la realidad. Felipe quiso alejarse del conflicto y la guerra entre guerrillas, paracos y narcos. Quiso crear un estilo lejos de la tortura de pueblos originarios o tradicionales. Sin embargo usó el testimonio de un líder paramilitar sobre las torturas a sus víctimas o delatores en la que describe cómo los untaban de miel para que se los comieran vivos hormigas, pues el jefe paramilitar disfrutaba ver como se retorcían y gritaban. Trae esta anécdota refiriéndose a las técnicas de investigación para la escritura de no ficción, a pesar de producir novelas.

Uno de los temas más importantes fue la violencia pública y como se llega a la privada por normalización, proliferación de falsos héroes o modelos a seguir entre otros. Después se refieren a la ficción trabajada con herramientas de no ficción , una mujer irrumpe y resalta la demagogia de el señor Rey ( el moderador), -todos la miran y no permiten que rompa el clímax del momento-. Esos momentos espontáneos donde cada quien brilla con luz propia.

Cerrando la conferencia concluyen que el discurso periodístico nos vende que leer los textos es leer realidad, que puede ser una necesidad y un engaño, ya que los hechos, según Felipe Restrepo dice, son absurdo pues la realidad no es única, y al entrar en la elección de qué contar y cómo hacerlo, se transforma en un ejercicio subjetivo de elección. Que pueden construir una mentira, una ilusión de ver en el otro lo que vas a contar, y perder lo que es real y llegar al narrador no confiable. Que no está mal ya que hay que dudar todo el tiempo de eso que construimos colectivamente como realidad.

Cada uno de ellos tiene ya un estilo consolidado en la escritura y el lenguaje, el periodismo y literatura.

German Rey se refiere a su demagógica presentación, con tono sarcástico y revela que en ella como en cualquier texto, las intenciones de cada autor, son políticas y necesarias. Se refiere a la nota de Carlos en el New York Times sobre su experiencia del terremoto en México, muestra como la solidaridad con el heorismo se mezclan entre periodismo y ficcion, al partir de las grietas físicas de su apartamento a entrar a buscar las grietas personales en la narración. Este miedo que surgió del terremoto lo hizo empezar buscarlas por toda su casa, hasta llegar a su propio interior.

El Estornudo, es una revista digital que surge por la necesidad de crear contenidos novedosos, en formato no físico por la prohibición en Cuba-. Carlos Manuel Álvarez creo esta revista online, con una estética que surge del inconsciente y de su contexto, sin sentido y es una lectura superior que depende del lugar y del tiempo. El malpensante y Gatopardo son dos revistas con versión física y digital, que están en toda América Latina y su dirección radica en México en manos de Felipe Restrepo como un ejercicio contracorriente, según lo define el mismo, que aboca aún periodismo lento y dedicado.

Dice que se debe hacer una aproximación o una hipótesis de los personajes, ese matiz, esa pregunta que aún no se ha hecho, por medio de: la imvestigación, lectura y la intención de saber algo nuevo sobre ese personaje . Los guiones llenos de preguntas que sorprendan y logren ese proceso de desprender al personaje de la persona son una urgencia reclama, y así descubrir la intimidad que le permite, retomando la lección del ángel, ver a esa persona desde todos los ángulos, aseguró Felipe.

Definen el éxito del texto en estructuras complejas, la creación de un ritmo atractivo, lograr piezas para leer en un solo momento. Aseguraron que sólo hay que mirar, no inventar. No seguir una corriente de confort.

Citan al infaltable Gabo al decir que un cuento puede ser verdad ya que los cronistas son zorros con el poder de observar y narrar. Al decir que hay dos tipos de escritores el Zorro y el Erizo que se queda en una sola idea toda su vida. Los tonos y formas del periodismo según el texto, pueden crear anti géneros. Encauzar las molestias y sentido a la responsabilidad para llegar más livianos y ligeros al escenario de la escritura y lograr el conflicto existencial. Invitan a tener cuidado con el lenguaje y sugieren honestidad en las palabras, citan a Tomás Eloy Martínez, “el único capital de un periodista es su buen nombre y se debe cuidar de él”. Según Tom Wolfe el éxito en redacción de crónicas está en nunca tomar vacaciones, como una invitación a la constancia y exigencia hasta la conocida autocensura.

Finalmente hablan de la crónica y los conflictos éticos, ya que en la actualidad se evidencia un mal uso o desmedido de ésta creando una proliferación dañina al oficio y al género periodístico ya que la crónica es una mejor manera de ser contadas algunas historias, no todas caben en este formato y no están mal, aclaran. Lo preocupante son los esquemas aprendidos: desde las crónicas de Indias, el boom latinoamericano de la crónica con Gabo, Vargas Llosa, luego Martin Caparrós, Leila Guerriero, Alberto Salcedo Ramos y muchos otros nombres sobresalientes en este género del periodismo en Latinoamérica que impiden la reinvención o renovación del mismo.

-6:16 se termina la conferencia-.

Los murmullos en el pasillo a la salida son constantes mientras se deshace la multitud. Bajo por las misma calles iluminadas por una templada luz amarillenta, se siente más insegura a pesar de encontrarme con policías en bicicleta en cada esquina.

A las 6:32 estoy de nuevo dentro del bus, de pie, tras lograr entrar al superar empujones y caras largas. Voy tratando de no fijarme en lo mismo de siempre, mientras suena el ventilador del biarticulado y el olor a gasolina se expande por los vagones, los murmullos se hacen de nuevo cada vez más fuertes. Intento no fijarme en los lugares comunes mientras espero que el trayecto sea rápido.

El bus va lleno y el tráfico es lento. Llevamos 10 minutos detenidos y voy sin poder escribir, recostado sobre una varilla, escribo a una o dos manos cuando puedo dejar de sostenerme. Dejar de sostenerse viene siendo fluir entre las letras. Así sea entre sollozos y empujones. Pero ver en ello un acto de resistencia y no permitirse otra forma más que la observación y el análisis de la realidad, en rincon a veces complaciente o exponencial.

Salgo de la estación a las 7:32 y voy rumbo a editar esta historia. A hilar comentarios e ideas sin que sea aburrido o tedioso para el lector.

La reivindicación indígena latinoamericana frente a los estereotipos del género

En la cultura se experimentan diversidad de escenarios entrelazados por el lenguaje, la construcción de identidad, el sentido de pertenencia y las condiciones terrestres que determinan las condiciones a enfrentar, así como la riqueza alimentaria y la significación del entorno.

El 9 de marzo de 1959 se transforma la sexdoll Bild Lilli, producto exclusivo para los hombres que las mujeres encontraron gusto en cambiarle la ropa y cambiarla de posiciones. En la “Barbie” llamada así por la hija del dueño de Matel, Bárbara. Se han vendido alrededor de 3.000 millones de unidades en el mundo, en tanto cada segundo se venden 3. Se convirtió en un modelo de feminidad de la modernidad, impuesto por los Estados Unidos con su desarrollo tecnológico.

En los años 70s, las muñecas llegaron a América latina en algunos sectores, introducidas exclusivamente por USA o Inglaterra. Por esto su tez blanca cabello, rubio ojos azules o verdes. Este fenómeno de blanquitud como deseo aspiracional instaura una idea racista, según Bolivar Echeverria. Explica el modelo de la artificialización de lo natural y la naturalización de lo artificial. Es decir que la artificialización de los cuerpos naturales fue normalizada bajo los parámetros estéticos aceptados y medidos, en lo que se construye la idea del yo.

En muchas ocasiones se ignora que los objetos son leídos y vistos como signos de comunicación y transmisión de valores, culturales del género y su estética.

En América latina en variados momentos políticos, los movimientos de mujeres, de feministas y mujeres indígenas se han organizado para crear nuevos modelos aspiracionales de feminidad más dignos y reivindicativos, como el caso de las mujeres mapuche en el sur del continente; quienes además conjugan sus ideales feministas de respeto y autonomía de la mujer, con el desarrollo agrario regulado, propio e independiente.

En el caso de México en el año de 1994 se organizó en Chapas con el Ejército de Liberación Nacional, el levantamiento político en armas de mujeres ( un fusil, palos y garrotes). Que propuso la Ley de las mujeres, que exigía trato digno y equitativo, tiempo de descanso y ocio, poder de decisión frente a la maternidad, como la liberación de los roles del género establecidos, esto ocasionó un trastocamiento de los roles de género, muy interesantes dentro de la comunidad, donde los comandantes hombres concluyeron que “La mujer no fue creada para servirle al hombre”.

Retomando así la idea del objeto como símbolo transformador, las mujeres Chamulas de una tribu indígena, pertenecientes al Ejercito de Liberación Nacional, construyeron de manera artesanal las muñecas zapatistas, morenas que llevan sus hijos a lomo, su pasamontañas, su palo o fusil. Creando así un nuevo modelo de mujer que se construye en pie de lucha.

Muñecas artesanales zapatistas.

Estos esfuerzos centrados para contrarrestar el mencionado modelo aspiracional de vestidos de tul, operaciones de pechos a los 15 años por el nefasto modelo mercantil de la feminidad en la modernidad impuesto masivamente, por la americanización de lo que es ser moderno en la actualidad.

Por esto, las muñecas zapatistas son el ejemplo de una contracultura feminista indígena, Zapatista o Mapuche que es consciente que nuestro ideal de rostro no refleja nuestro pasado, antes lo borra y nos adormece en el presente. Dónde los hombres debemos ser conscientes y feministas al entender que la diferenciación sexual y de género no se convierta y no debe ser una diferencia social y así se puedan construir sociedades más equitativas y justas.

Según el informe de la comisión económica para América latina y el Caribe, de los 25 países, en 14 son asesinadas: 12 mujeres al día, por el hecho de ser mujeres. Países como Honduras, El Salvador, República Dominicana ocupan la lista roja pero Guatemala registra como el país más peligroso frente a la violencia de género. Por otra parte Uruguay, Argentina, Chile y Perú aparecen en los primeros puestos, ya que abrieron el debate el año pasado con el #Niunamenos, por ejemplo.

Según ONU mujeres la brecha de género frente a educación, trabajo, salud y política se ha avanzado un 30 por ciento sin embargo, las amenazas por retrocesos instituciones que amenazan la ideología de género ponen en riesgo estos avances, como en el caso de Colombia, dónde una mujer de 39 años fue degollada en el barrio la Granja, en Montería. Al parecer el autor del feminicidio fue su ex pareja. Lo que es una muestra latente del complejo y profundo daño que hacen los estereotipos del género que cosifican los cuerpos, bajo los mandatos de quienes siempre han tenido el poder.

No es capricho

No es querer llevar la contraria, no es querer ser terco. A lo mejor un poco, pero al mismo tiempo es entender que hay conceptos e ideas que aprehendemos necesariamente con la razón; algunos de ellos se arraigan porque se logran hacer sentir, es decir al momento de percibirse se recibieron además con las emociones, con sensaciones liberadoras y únicas qué marcan caminos autónomos.

Contar pensamientos, darles orden y crear un éstilo se vuelve una necesidad, calmar la mente con ese ejercicio constante. Pensar y volver a pensar no quedarse fijo en algo equivoco; Avanzar paso a paso, más aún si se busca lograr transmitir a través de las emociones para que las ideas se fijen, y así se pueda tomar conciencia o al menos una postura sincera frente a temas relevantes como la desigualdad, la opresión y la inequidad. Todos estos temas evidenciados en situaciones reales y diarias como: relaciones personales, labores, situaciones en el tráfico y el transporte público, ese contexto colectivo nos cuenta algo todo el tiempo. Sin embargo carece de circulación e interés popular.

-“Lo conocí como malo luego me encantó”.-El enfoque de género y pensamiento feminista proviene de una corriente crítica del pensamiento que surge tras la necesidad de equilibrar situaciones sociales comúnes y corrientes, dónde determinados sujetos por su género o identidad de género enfrentan más barreras para lograr sus cometidos o acceder al menos a los derechos básicos como el trato digno.

Ya que para algunas personas resulta incómodo que se proyecten construcciones de indentidad o del género diferentes a las masculinas o femeninas sin algun matiz o capa. Blanco o negro. Y olvidan ese gris donde habitan muchas personas con ganas de comerse el mundo entero. La precariedad en todos los aspectos sociales (educación, salud, trabajo digno, ideología) les planta barreras difíciles de quebrar, ya que la aceptación económica y social implantan un modelo muy chato de la realidad, dónde se olvida lo humano, los sentimientos, eso que solo podemos expresar y apreciar del entorno por ser humanos.

No es imposible de hacer, muchas personas a lo largo lo de la historia lo han hecho como lo sugiero en esta publicación anterior “Escribir cómo única manera de empezar a existir“.Busco inspirarme en quien se atrevió a pensar más allá que en él mismo, más allá de su propia humanidad. Comprender que es una responsabilidad ética y personal con el mundo y la profesión, qué todo lo que permitimos, que callamos, que normalizamos construye lo que entendemos por realidad y lo olvidamos cambiar, pues ya nos da igual, para qué cambiarlo?. Cierto?. O lo más reciente es una “exageración”.

Pues resulta dificil soltar “el poder” para compartirlo con los otros y otras, así les duela a los purista del lenguaje, lo que no se nombra no existe, así que sus normas elitistas de literatura y prosa que siempre prefirieron ignorar, cosificar y monetizar el oficio, los sujetos, los valores y la ética no tienen más importancia que la sustancia del mensaje, sin embargo se hace lo que mejor se logra, es una constante mutación.

Es entender que ese poder de llegar a miles y millones de personas debe enfocarse en algo constructivo y que perdure en la mente, así en el hombre, en el mundo y en la historia. Que logré una revolución pacífica, una revolución del pensamiento que es hora de alcanzar. Que no solo me salve y me ayude a sobre llevar esta realidad tan compleja, si no se convierta en algo real, eso que nos una, algo no efímero. Qué logremos sentirnos, conocer al otro y no ponderarme en el éxito o el status. Más bien centrarme en lo que me da placer y extiende una convicción. Y reconocer que se hace parte de esa mutación, ampliarlo y ver que nosotros depende que estamos dispuestos a hacer, ha reproducir por recibir un éxito falso.

Me quedo de este lado, sin obligar a nadie, solo les presentaré fragmentos de mis pensamientos e ideas que necesito sacar y limpiar para estar más tranquilo. Y además hacer lo que más me gusta.

Matices

A 10 días del 2018 el debate feminista no se hace esperar, este tema rompe las templadas líneas de los titulares en Colombia. Se debe a la noticia que se refiere una publicación sobre una carta firmada por varios artistas europeos, en apoyo al movimiento que se desarrolló en Hollywood tras el #metoo en apoyo a los directores y productores denunciados que abanderaron este hashtag.

Refiriéndose a que es un tema que se maneja desde el puritanismo y que un piropo o un empujón no es agresión o produce violencia en una mujer, aseguran que es llevar el debate a la extremo radical en dónde el hombre es culpable y crea dos escenarios: el primero que el hombre es el culpable y un enemigo, continuando el estereotipo cuando es complemento y logra el equilibrio energético en las relaciones interpersonales, y segundo que la mujer es indefensa y débil, asegurando que extiende el maltrato y la imagen inferior intelectual y autosificiente de la mujer.

“El feminismo se ha convertido en un estalinismo  con todo su arsenal: acusación, ostracismo, condena.” Semanario: Marianne.

” No creo que la sea la forma más adecuada de cambiar las cosas. Después qué vendrá?” Refiriéndose al “metoo” como términos que no solucionan nada si no extienden el sexismo diferenciador.

Élisabeth Lévy periodista, ensayista, directora de redacción de la revista “Causeur” de París, en entrevista radial en Colombia se refirio al tema como frivolo apoyando que no genera ningún resultado positivo y respecto a los procesos judiciales los cateogirza de exagerados y puritanos.

Con una rápida intervención Florence Thomas participó  del debate, y quiero iniciar refiriéndome a un acto en defensa a su identidad y su trabajo, ya que ella se quiso referir al tema del feminismo en español, siendo su contra parte también francesa, ya que la mayor parte de su trabajo lo realizó en español siendo profesora, escritora,  activista y columnista del periódico El tiempo.  Primero se refirió a la importancia de este tipo de debates y segundo dijo que el contexto es fundamental ya que es importante saber que es  reconocido como masculino o femenino según la geolocalización y cultura. es decir no es lo mismo París que Colombia.

Ambas se refirieron a los matices aclarandi que no todo es machismo ni feminismo, que no podemos resignarnos a vivir con estas desigualdades, que se debe velar por la equidad y el respecto a la vida digna. Sin embargo hay muchos matices o “zonas grises” en este tema, evidentemente,que buscan hacer sentir a la mujer culpable por exigir respeto y autonomía a la mirada masculina.

La sensación que a mí me surge es que el tema no es tomado con la seriedad suficiente, ya que la violencia de género era o más bien es, asumida como normal. No digo que sean exageraciones, pues existe una metodología  que muestra como se identifican y tipifican las violencias específicamente según la clase,  el sexo, la raza y el género, que es precisamente  la función del enfoque de género, que arroja que una mujer siente miedo cuando está sola en la calle y más en horas de la noche. Así pueda ella salir y vestirse como desee, como corresponde a su derecho de libre locomoción, o el libre desarrollo de la personalidad entre otros.  sin necesidad de la protección masculina aunque si experimenta  el temor a las agresiones masculinas.

Este miedo continúa gracias a la cultura machista difícil de romper, viéndolo desde un punto más cercano y cotidiano, si es un hombre el que tuviera que enfrentar estos escenarios de inseguridad la situación sería muy diferente. Me parece más bien que existe el miedo y el estereotipo hacia el pensamiento feminista extremo dónde todo lo masculino es malo, aclaro que no es así, este enfoque buscar  hacer denuncias y resaltar la realidad que existe de la violencia de género como: física psicológica, económica y hasta moral, que hace que sea necesario estar alertas, no odiar y continuar el estigma machista, si no crear nuevas rutas de comunicación que dignifiquen y equilibren el poder económico, individual, social, político, moral, ético entre hombres, mujeres y las diversas identidades.

Sin embargo no es más que mi opinión, pues el debate continua y sumando a este relato, me parece pertinente agregar los comentarios de dos oyentes mujeres, que creo serían fundamentales para cerrar la idea. Una señora llamo y dijo que fue víctima de violencia física por su ex pareja con la que convivió 25 años, y tras hacer la denuncia y esperar casi 6 meses, la respuesta fue que debía instaurar la denuncia por agresiones personales, ya que la persona qué la  agredió no convive con ella en este momento. Es decir no comparten más pero el victmario sabe  sabe dónde vive, la persigue, hostiga, maltrata y continua golpeado, no sé si la Fiscalia conoce el ya mencionado enfoque de género?. Y quisiera preguntarle que dice frente a la cifra de Medicina Legal de 51.182 denuncias de agresión a mujeres por parte de sus parejas o ex parejas en 2017.

Por último la siguiente opinión fue: “Yo soy quien la vive” frente a la violencia de género.