00:00

Se sincronizan los ceros anunciando que solo se nos permiten segundos para replantearlo todo, la vida, el presente, el futuro… sólo contamos con minimos sesenta segundos para correr, pensar o no prestar atención y simplemente huir al plano de los sueños.

El tiempo no se detiene, aunque parezca ciclico y volvamos al instante del rito.  Al alinearse los puntos se dibuja un gran mapa terrestre, es una nueva oportunidad, una puerta que se abre, un pasillo hacia el éxito personal y sobre todo  ese nuevo suspiro que hace creer y empezar de nuevo.

Si usted es escéptico y ve la monótona repetición sistemática de la vida con sus retos o pruebas y cree que es un error estar bajo esa asignación injusta de situaciones, por momentos enormes, pesados y sobretodo difíciles;  Por favor no pierda la esperanza. -Ánimo! Sé que el optimismo y esa frase de “sacarle el lado amable a las cosas” no es mi fuerte  y me hace el peor farsante, ya que pienso que es una hipócrita actitud social para creer tener el control. Pero después de un año de aprendizaje, de retos, de cagadas (sí y muchas), de grandes expectativas y sueños como esta plataforma  de opinión, siento que el éxito radica en mi y solo depende de mi constructo de felicidad.

Es decir:

  • Entendí que la felicidad no es hacer el mundo feminista y consciente de la construcción de su identidad como sujeto social de derechos.
  • Entendí que la felicidad no está afuera si no en los momentos, en los te amo sinceros y en cuántas arrugas carguemos por reír, llorar y vivir.
  • Que mi familia, novio y mis pocos amigos son las personas que tenía que conocer, con las que tenía que crear y crecer, a cada uno de ellos gracias infinitas.
  • Que lo importante se siente y no es evidente.

Que todos los días tendré la oportunidad de observar y trata de interpretar la realidad con juicios apresurados y personales en los que busco lograr identidad, comunidad y credibilidad. Que podré escribir, borrar y tirarlo todo a la mierda. Y un día como hoy o mañana decir con convicción responsabilidad y compromiso que si se puede y este año será testigo de esto.

Será testigo de todo lo que siempre he querido hacer y aún no he logrado, de todo eso que he pensado pero no me atrevido a escribir, a borrar de mi vida lo feo e iniciar el relato con unos puntos suspensivos, unos que me suspendan  y me permitan  empezar de cero,  continuar el camino de la manera  deseada, puntos que no me paralizan si no, que me empujan a empezar, a intentarlo y no parar de hacerlo hasta que algo salga bien. Entender que intentarlo será el fin y el resultado producto de la felicidad de intentarlo una y otra vez.

Gracias 2017 por los golpes bajos, por las caídas, por los retos superados, por los momentos de angustia y sobre todo por ese filtro que experimente que me hizo saber quién me acompaña, quién está sin estar presente siempre, quién me lleva en sus pensamientos, cuáles son los reales en medio de toda esta mecánica antisocial.


Hola 2018, espero seas el puente. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s