25 DE NOVIEMBRE DÍA DE LA NO VIOLENCIA DE GÉNERO.

Esta fecha empezó a celebrarse desde  1981 cuando se organizó  el Primer Encuentro Feminista en Latinoamérica y del Caribe, sin embargo  se refiere a la memoria de Las Mariposas en 1960, tres hermanas opositoras del régimen de Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana, que fueron violadas y asesinadas bajo sus órdenes.

Ya han pasado 57 años de la muerte de Patria, Minerva y María Teresa Mirabal y 36 años del encuentro feminista y la cosa no parece mejorar. En 2017, 750 mujeres se registraron asesinadas en manos de  hombres;  Entre 2015 y 2016, 69 hombres murieron  a manos de sus parejas o exparejas, esto no se trata de quien sufre más pero es evidente el desequilibrio, que no es nuevo y qué se debe a la cultura machista y capitalista en la que crecemos casi sin darnos cuenta.

Cada año se hacen marchas, actividades simbólicas que exigen reparación y garantías de no repetición a las víctimas de violencia de género; pero después que pasa el ruidoso y morado día, todo se disipa casi que en silencio, y las mujeres vuelven a callar, en sus casas, en sus oficinas y en las calles, las injusticias, golpes, malos tratos que sufren por el simple hecho de ser mujer. No se vuelve a hablar de los  ojos morados y ni de feminicidios a no ser por Florence Thomas en su columna del Periódico El Tiempo; porque ¿para qué? No ve que se asusta el público, que prefiere estar pendiente de qué comprar, dónde y cómo hacerlo. Sin preguntarse si quiera si esas grandes prendas de moda fueron elaboradas por mujeres que no reciben las condiciones de trabajo digno, al otro lado del mundo en una fábrica en la India o Israel.

Se jactan de defender los derechos humanos, pero no tienen la menor idea de lo que esto significa, simplemente lo hacen por parecer cool y postmoderno, pero sus interéses se evaporan al tener que reconocer sus beneficios y privilegios sociales frente a los de ellas.

A mi parecer esta pereza mental sobre el tema surge desde la intimidad, desde cada casa u hogar, en dónde se atribuye que esta labor de cuidar y servir al otro es algo puramente femenino, quien debe servir al masculino adinerado, o a la femenina machista,  labores de quién no tiene  un ingreso por otro trabajo, ya que cocinar y limpiar no es un empleo, ya hemos escuchado a niños decir que su mamá no hace nada, ella se queda en la casa sin recibir una remuneración por estas tareas. O a las niñas que les inculcan que deben ser limpias, ordenadas y pulcras… Sí, así como si le estuvieran hablando a un futuro maniquí, a un pedazo de carne que no cuenta con poder de decisión pues si llegan a contradecir estos mandatos machistas,  los golpes no se hacen esperar, y estos vienen lamentablemente de otras mujeres como madres, tías, primas, sobrinas, destinadas a odiarse entre ellas, ya que esta es la intención del patriarcado separarlas y presentarlas como enemigas, que compitan por la mirada masculina.

Lamentablemente se tiene un referente erróneo de la feminidad, que está relacionado con la belleza, con lo virginal, lo mudo y la maternidad. En donde se les exige ser flacas insípidas para ser miradas, en donde se les exige el silencio y nunca se les pregunta si están de acuerdo, con cocinar, planchar, lavar, con ofrecer su cuerpo como una obligación y no por placer y menos por  autonomía, porque es algo que debe estar inmerso en su proyecto de vida. El ser mamás casi que obligadas.  El silencio y la obediencia, el temor al cuerpo, al sexo y el desprestigio de un cuerpo sexualizado. Como si tirar fuera pecado, pero todos estos casos de violaciones si se nos volvió paisaje.

Por otro lado son ellas mismas, las que quisiera creer que inconscientemente, se apropiaron del machismo y se atacan entre ellas y a los hombres que no hacen caso a estereotipos y desfogan de la misma manera violenta esos milenios de represión en su contra. Terminan juzgando a homosexuales y cuestionando su forma de vida, creyendo que la de ellas sí está bien y aceptada por Dios, ya que la mujer nació para tener hijos varones que violen y maltraten a otras mujeres y hombres que no quieren ser patanes, esos si son los verdaderos machitos y mujeres alcahuetas  que ya me tienen harto. Esto me pone furioso cuando veo respuestas como, “no se meta, no sea sapo, cómo pega de rico este man”. Que me decepcionan y siento que hemos retrocedido,  porque sé que es muy difícil huir de la zona de confort a la que estamos acostumbrados.

Sin embargo aún se escandalizan de la palabra aborto, pero no se escandalizan con esta realidad tan podrida en la que tenemos que sobrevivir, donde la tasa más alta de víctimas de abuso sexual está en niñas entre 0 a 10 años. Por tanto, debemos seguir partiendo de un escenario donde las mujeres están en una posición subordinada y la violencia machista es la expresión máxima de la desigualdad.

Una de las principales causantes es que las relaciones afectivas son asimétricas en tanto se establecen en parámetros desiguales y responden a una construcción social de la masculinidad y la feminidad, sustentadas únicamente en la diferencia, cuando dentro de cada uno están estas dos energías, sin embargo la femenina esta como apachurrada, al servicio de la masculina, creada y concebida bajo su mirada sexista y conveniente.

Hablemos entonces de subvertir un sistema patriarcal, de derribar el machismo que lo sustenta y de potenciar la igualdad, la equidad y el respeto a la diferencia.

Foto: Redacción mulera – LaMula

 

 

 

 

 

Anuncios

1 Comment

  1. Uy buen trabajo que genial… Me gusta mucho la estructura y los casos son alarmantes que horror, como es posible que la gente puede si entender el machismo y ciertas represiones !!! Alarmante me dejo esto aunque no es nuevo para mi… Me tocó.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s