No compro respeto y si lo vende, no me interesa.

El timbre del teléfono sonaba eternamente repitiendo el mismo tono una y otra vez. Tooood tooood …sin encontrar respuesta alguna. Cómo explicar esa sensación de no poder responder frente a una sentencia falsa. Cómo explicar que muchos se llenan de cegueras convenientes  y sólo ven lo que quieren ver. Solo ven lo que les conviene ver, pero muy pocas veces  reconocen  sus propias acciones y lo que ellas pueden generar en los demás.

Como se exige algo que  no se da, cómo se impone en un lugar de responsabilidad cuando no la práctica al  menos en las últimas 102 horas. ¿No se le disparan alertas con alarmas, sirenas y bombillas rojas en su interior? Cómo se permite creer que su ayuda no le beneficia y “les vale verga a los demás”. Claro que me interesa, lo que no me gusta es su conveniencia ya que todos cometemos errores y tenemos miles de fallas, pero no se puede ser tan cínico  de juzgar y aspirar a una responsabilidad colectiva, cuando usted misma no la práctica, pero si puede campantemente desprestigiar el trabajo de otras personas que en muchas ocasiones o por lo menos en las últimas 32 horas hacen parte del trabajo que le corresponde a usted. Es entonces cuando la ceguera conveniente la hace ver los errores en ellos amplificados mientras los propios minúsculos y faltos de importancia.

Quizá lo más molesto es la forma de decir las cosas. Esa  misma actitud a la que ella se refiere.

Pero antes debo entender aquel  viejo refrán popular: “que el que anda entre mierda algo se le pega” – es decir y aclaro que – aquella persona que convive con sujetos dominados por el ego, que no tienen más tema de conversación que la plata y su éxito para conseguirla, aquellos que solo ven en los demás la opción de utilizarlos para su beneficio propio y luego de esto ya los gritan, insultan y se toman ínfulas de superiores, de supuestos mediadores cuando en realidad solo les importa su propio bienestar. Terminó entonces pagando a cuotas esta fortuna comprada no sé a qué a precio, la que le permitió olvidarse de dónde viene, quizá de cómo y dónde nos conocimos pero sobre todo, de porqué se encuentra en esa zona confort de cual se apodero y apropio. Desde ese lugar “privilegiado y sagrado” proclama y busca enfatizar, sobre todo para recordarle a otros que ahora es mejor, que ahora no contesta el celular si así lo desea, o que ya no le es tan importante hablar contigo y solucionar ese tema tan sencillo de una manera más amable y sobre todo más respetuosa. No se permitió buscar el tono o el lenguaje indicado para decirles a sus subordinados los grandes y terribles errores que tienen o que son por completo. Esos que son tan gigantes ante sus ojos que no le permiten ver los propios. Dejándola impedida para razonar y reconocer el esfuerzo de esos otros y sencillamente silenciar las voces que no aprueban su comportamiento. Y continuar en su altar utilizando a su conveniencia a quienes buscan estar prestos al servicio ya sea por necesidad o las circunstancias.

Ya no busco comprar su respeto así estén acostumbrados a eso. Creo que ya no me es necesaria su aprobación. -solo debo esperar algo de mí mismo-. Logre entender que no puedo y sobre todo que no debo esperar tanto de los demás. Que no me hace bien, que me  frustra y me hace parecer un poco a ellos, esperando que los demás me solucionen mis problemas, mis pensamientos y sobre que aprueben mis acciones para sentirme satisfecho con mi esencia.

Ya comprendí que no puedo luchar contra la corriente, que unos sencillamente deciden no dar ese paso, no se atreven a pensar por si mismos. A lo mejor tarde mucho en hacerlo y aún tengo dudas si lo tengo tan claro, porque mi forma no es la correcta, no es la indicia y mucho menos un ejemplo. Qué no quiero pelear esa batalla con el mundo  y por el contrario solo debo esperar de mi cada vez más. Solo puedo construirme según mi escala de valores y exigir que no se metan conmigo.

Foto: http://www.thetruthaboutforensicscience.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s