HAMBRE

Todas las personas por lo menos tres veces al día sienten hambre y somos alrededor de siete millones en el mundo. Algunos somos privilegiados al poder encontrar en nuestra casa, una nevera con diferentes alimentos nutritivos para suplir esta necesidad básica.

Sin embargo existen grandes brechas de desigualdad hasta el día hoy  pues 738.241.530 personas sufren de desnutrición por que no cuentan con los recursos para suplir el hambre según cifras de worldometers.com, entidad que brinda estadísticas actualizadas por minuto; ya que en nuestro planeta hay “702 millones de personas que viven en condición de extrema pobreza, lo que representa el 9,6% de la población mundial, según el informe ‘Global Monitoring Report’, elaborado conjuntamente por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).”

Martin Caparrós periodista y escritor argentino en su libro El Hambre, nos cuenta la historia de cómo mujeres y hombres en África viven a diario con una única pregunta rodando en sus cabezas -¿qué voy a comer mañana?-, pues el (45%) de las muertes en niños menores de cinco años es decir: 3,1 millones de niños muere por esta razón y tiene relación directa con esta problemática “cultural”.

En África las niñas entre los 10 y 15 años encuentran en su condición de mujer la solución a esta problemática alimentaria, al casarse con sus primos hermanos o cualquiera que les pueda ofrecer 100.000 euros a sus padres; pues según sus prácticas culturales los padres ven ellas la forma de conseguir dinero para alimentarse y zafarse de una boca más,  pues son casi 23 millones de  niños en edad escolar primaria que asisten a clases con hambre, siendo privilegiados ya que hay 21 millones de adolescentes sin escolarizar, una cifra que seguirá aumentando si se mantienen las actuales tendencias.

En América latina el 11,5% de la población no cuenta con ingresos suficientes para cubrir sus requerimientos nutricionales mínimos, 8% sufre subnutrición, 13,3% de los menores de cinco años tiene desnutrición crónica, según cifras de Naciones Unidas y la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe.

En Colombia 101 niños  menores de cinco años han muerto por esta causa según el Instituto Nacional de Salud (INS) en el 2016. Del total, 51 muertes se produjeron en niñas y 50 en niños. Mientras que 54,5% de los casos ocurrieron en menores de 1 año. “Por pertenencia étnica, 54 casos (el 53,5 %) se notificaron en indígenas, seis casos (el 5,9 %) en afrocolombianos”, destacó el INS. Otro factor que ha influido en el deceso de los menores es que “82,2 % de las madres de estos niños registran bajo o ningún nivel educativo y el 88,1 % pertenecen al estrato socioeconómico uno”, el más bajo en Colombia. Los departamentos del país con más prevalencia de estas muertes son La Guajira con 26 casos y Meta con 10 casos.

Es momento de tomar  conciencia frente  esta problemática, algunas ONG´s se han encargado de erradicar la palabra hambre de los informes mundiales por problemáticas alimenticias; pero la solución no es dejar de llamar las cosas por su nombre, si no interesarse en el tema y aprender a señalar los culpables de esta desigualdad ya que la riqueza mundial está dividida en dos: casi la mitad está en manos del 1% más rico de la población, y la otra mitad se reparte entre el 99% restante según un Informe Oxfam en 2015. Es decir El 10% de la población mundial posee el 86% de los recursos del planeta, mientras que el 70% más pobre (más de 3.000 millones de adultos) sólo cuenta con el 3%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s